Así somos los dibujantes, pasamos penurias en cualquier estado de conciencia, y es que son tantos nuestros enemigos y tan pocas armas para derrotarlos.

Aquí os dejo la novena entrega, con una clara referencia a un gran maestro del cómic y una vez más con un personaje de cómic no demasiado oculto, en vuestras manos queda encontrarlo.